¿Cómo rayos le explicas a tu mamá que usas un juguete sexual?

10 junio 2016

Si vives con tu madre, por más ‘liberal’ que ella sea, siempre existirá la preocupación de que se tropiece con alguno de ellos.
Es fantástico tener un juguete sexual. Punto.

Es más, deberíamos tener asesores personales para probar los juguetes sexuales, con fin de conocer cuál es el que mejor nos conviene.

Sin embargo, si vives con tu madre, por más ‘liberal’ que ella sea, siempre existirá la preocupación de que se tropiece con alguno de ellos, aunque los tengas en el rincón menos impensable posible, ellas todo encuentran.

Sí, porque cuando se trata de la vida sexual de los hijos, a los padres se les olvida que ellos también una. O al menos eso creemos.

Si tú estás en una situación tan vergonzosa como esa, hay dos opciones:

1. Te haces la víctima, dramatizas, la culpas de buscar entre tus cosas y arruinas una oportunidad como esa.

2. No hay vuelta atrás, aprovechas que ya los vio para explicarle de qué se trata, por qué es que los tienes, se seguridad e incluso cómo se usan.

Aquí una guía para salir librado de ese momento:

1. No grites:

Conserva la calma, tómate unos minutos para pensar pero no caigas en la ira.

2. Empieza a hablar:

Con suavidad dile: ‘Mamá, estamos en otros tiempos, tuve curiosidad’.

3. Explica:

Podrías empezar con algo así: “Antes de comprarlo investigué que los juguetes sexuales son una expresión saludable de la sexualidad”.

4. Discúlpate:

No hay un por qué, en realidad, pero a las mamás esto les caerá bien. “Lo siento, mamá, se que es algo que puede incomodarte, pero te aseguro que no hay nada de qué preocuparse”.

Ahora, si esto no te funciona, tal vez mantener tu habitación ordenada evitará que ella entre a poner orden.

Fuente: sdpnoticias.com