Nave espacial halla en cometa elementos para la vida

30 mayo 2016

Cabo Cañaveral. Científicos detectaron por primera vez componentes orgánicos clave en un cometa, reforzando la idea de que estos objetos celestes llevaron químicos semejantes necesarios para la vida a la Tierra y a través del sistema solar.

La nave Rosetta, de la Agencia Espacial Europea, hizo varios descubrimientos del aminoácido glicina, utilizado por organismos vivos para producir proteínas, en una nube de gas y polvo que rodea al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, dijeron el viernes los científicos.

La glicina se detectó previamente de manera indirecta en muestras traídas a la Tierra en el 2006 desde otro cometa, Wild 2. Pero las muestras, que aterrizaron en el desierto de Utah, resultaron contaminadas y el hecho complicó su análisis científico.

“Haber hallado glicina en más de un cometa muestra que ni el Wild 2 ni el 67P son excepciones”, dijo la científica de la misión Rosetta Kathrin Altwegg, de la Universidad de Berna en Suiza, quien encabezó la investigación divulgada en la publicación especializada Science Advances.

“El descubrimiento implica que la glicina es un ingrediente común en las regiones del universo donde se formaron estrellas y planetas, dijo Altwegg. “Los aminoácidos están en todos lados, y la vida posiblemente puede comenzar en muchos lugares en el universo”, agregó.

Altwegg y sus colegas también hallaron fósforo, un elemento fundamental en todos los organismos vivos, y otras moléculas orgánicas en el polvo que rodea al cometa 67P. Es la primera vez que se encuentra el elemento alrededor de un cometa.

“Los meteoritos y ahora los cometas prueban que la Tierra ha sido bombardeada con muchas biomoléculas importantes durante toda su historia”, dijo el astrónomo Donald Brownlee, de la Universidad de Washington, quien supervisó el regreso con muestras de un cometa de la misión Stardust de la NASA.

Los científicos planean usar a Rosetta para buscar otros componentes orgánicos alrededor del mismo cometa.

Rosetta terminará su misión de dos años alrededor del 67P volando muy cerca del cometa y luego estrellándose en su superficie en septiembre. El 67P realiza una órbita elíptica alrededor del sol entre las órbitas de Júpiter y la Tierra. El cometa se encamina ahora de nuevo hacia Júpiter tras alcanzar su punto más cercano al sol en agosto.

Fuente: EL DEMÓCRATA.