Macabra lista de Auténticos Niños ASESINOS

16 mayo 2016

Cuando pensamos en niños pequeños tal vez nos viene a la cabeza su carácter inocente, su imaginación y, en general, su curiosa manera de ver el mundo. Sin embargo, existen niños que han cometido estremecedores actos a lo largo de los años y hay casos que son tan extremos que parece mentira que tales acciones hayan sido cometidas por niños de tan corta edad.

A continuación os dejamos una lista de niños que a pesar de su corta edad son asesinos que seguro que te sorprenderán.


Amarjeet Sada (8 años)

sada

En 2007 fue arrestado en la India acusado de haber matado a tres bebés, dos de ellos de su familia. La primera de sus víctimas fue un primo suyo que tenía seis meses de vida y, la segunda, otro primo suyo que recibió una paliza que le costó la vida. Ambos crímenes fueron tapados por sus padres, y seguramente no le hubieran detenido si no hubiera cometido el asesinato de una vecina de seis meses de edad…


Jordan Brown (11 años)

jordan

A pesar de que el motivo detrás de su asesinato no se conoce todavía, los celos podrían ser la causa de que matara a la pareja de su padre en 2009 cuando ésta se encontraba embarazada. La víctima fue disparada en la espalda mientras estaba estirada en la cama. Cuando su hija de cuatro años vio el cadáver, Jordan estaba en el colegio actuando como si nada hubiera ocurrido. La víctima no se llevaba bien con Jordan y éste le avisó de que la mataría antes de que el suceso ocurriera.


Carl Newton Mahan (6 años)

mahan

En mayo de 1929 Carl Newton y un amigo estaban buscando chatarra para coleccionar. El amigo le robó a Carl lo que había conseguido golpeándole en la cabeza y Carl decidió vengarse: fue a su casa a buscar la pistola de su padre y disparó a su amigo a bocajarro tras decirle: “Te voy a disparar”, provocándole la muerte. Fue condenado a 15 años de reformatorio, pero otro juez consideró que era inapropiado juzgar a un chico de esa edad y quedó absuelto.


Cayetano Santos (9 años)

petiso

Conocido como “Petiso orejudo”, en 1906 mató a una niña de tres años tras raptarla en la puerta de un almacén y, después de un estrangulamiento fallido, enterrarla viva en un baldío. En septiembre de 1908, con tan solo 8 días de diferencia, intentó asesinar a dos niños de 2 años. El primero se salvó de ser ahogado en la pileta de una bodega. El segundo fue rescatado por su madre después que el pequeño asesino le quemara los párpados con un cigarrillo. Tras estos hechos, fue ingresado para que se reformara pero salió a los pocos años.

En 1912 comenzó a realizar asesinatos sin cesar. En enero asfixió a un niño de 13 años, en marzo quemó viva a una niña de 3 años, en noviembre intentó ahorcar a un chico y matar a golpes a otras dos niñas sin éxito. Dos semanas después, propinó una paliza, ahorcó y le clavó un clavo de 4 pulgadas en la sien a un niño. Tras ser internado, atacó a dos pacientes: uno acabó inválido y el otro acabó en silla de ruedas. Fue encarcelado hasta que falleció en la misma prisión.


Eric Smith (13 años)

eric_smith

A los 13 años, Eric Smith sufría acoso escolar debido a sus gruesas gafas, pecas, pelo rojo y orejas de peculiar forma. Smith fue acusado del asesinato de un niño de 4 años llamado Derrick Robie. El pequeño fue estrangulado, golpeado en la cabeza con rocas de gran tamaño y sodomizado con un palo. Un psiquiatra diagnosticó a Smith con trastorno explosivo intermitente, una condición en la que la persona no puede controlar su propia rabia interior. Smith fue juzgado como adulto y fue a prisión. A día de hoy, Eric Smith sigue en prisión.


George Stinney (14 años)

george-stinney

En junio de 1944, este niño de 14 años batió el record de ser la persona más joven en ser ejecutada legalmente en los Estados Unidos en el siglo XX. George fue declarado culpable de las muertes de dos niñas de 11 y 8 años que fueron encontradas en un agujero mal cavado. Las niñas sufrían varias fracturas de cráneo hechas con un trozo de vía de ferrocarril arrancado, y que fue encontrado cerca del enterramiento.

George confesó los crímenes, y dijo que había intentado tener relaciones sexuales con una de las niñas, ésta se negó y terminó matándola a ella y a su amiga Mary Emma. Fue juzgado como adulto y condenado a morir en la silla eléctrica; la sentencia no fue recurrida porque su familia no tenía dinero para continuar con el procedimiento.

A finales de 2014, la jueza de Carolina del Sur declaró que no tuvo un proceso justo porque no había prueba escrita de la confesión y se obtuvo de manera indebida y su abogado no apeló el fallo para suspender la ejecución.


Graham Young (14 años)

Graham_young

Desde que era pequeño, Graham Young estaba fascinado por la química y sus efectos en el cuerpo humano e idolatraba a asesinos como William Palmer o Adolf Hitler. En 1962, su madrastra murió por envenenamiento. A los 14 años, Young tenía grandes conocimientos en química que había aprendido en libros de la biblioteca.

Un día, un profesor inspeccionó su taquilla y encontró botellas con veneno, artículos sobre prisioneros famosos por asesinatos, y bocetos de dibujo de personas moribundas. Young fue enviado a un hospital mental de máxima seguridad, pero eso no le detuvo a la hora de seguir probando sus venenos en el personal del hospital y sus compañeros internos (uno de los cuales murió).

Young fue puesto en libertad a los 23 años y fue acogido por su hermana. Aunque su obsesión continuó con los compañeros de trabajo. Fue enviado a prisión al ser detenido en posesión de ciertas sustancias y fue allí donde murió de un infarto años más tarde.


Jesse Pomeroy (11 años)

jesse_pomeroy

Es la persona más joven en ser acusada de asesinato en primer grado en la historia de Massachussets. Pomeroy empezó sus crueles actos contra otros niños cuando tenía 11 años. En una ocasión, se descubrió que había secuestrado a 7 niños, los había atado y torturado hiriendo sus brazos y piernas con cuchillos, y clavándoles agujas por el cuerpo. Fue descubierto y enviado a un reformatorio pero fue puesto en libertad un año después por su buen comportamiento.

Tres años más tarde, secuestró y mató a una niña de 10 años y fue también acusado del asesinato de un niño de 4 años cuyo cuerpo mutilado fue encontrado en luna bahía (aunque falta evidencia de este asesinato). Fue sentenciado a cadena perpetua y enviado a prisión, donde murió a los 72 años.


Joshua Phillips (14 años)

joshua-phillips

Una mañana su madre fue a limpiar su habitación y se dio cuenta de que había un charco junto a la cama de agua de su hijo, y pensó que habría una fuga. Entonces encontró unas bandas de cinta aislante con una toalla enrollada. Cuando las quitó, descubrió el cuerpo sin vida de una vecina de 8 años que llevaba desaparecida 7 días.

La gente del barrio no se podía creer que el chico de 14 años hubiera matado a la niña. Fue encarcelado de por vida sin posibilidad de condicional. Él dijo que la golpeó sin querer con una pelota de béisbol, se desmayó, se dio cuenta de que estaba fría y escondió su cuerpo, pero el juzgado no se creyó esta historia.


Mary Bell (11 años)

mary_bell

Un niño fue encontrado muerto, cubierto de hierba y plantas arrancadas, días después de la muerte de otro niño por asfixia. Su pelo había sido parcialmente arrancado, tenía heridas de cuchillo en sus piernas, y sus genitales habían sido mutilados. Aparte, una letra M había sido escrita en su estómago con el filo de un cuchillo. Cuando la investigación se centró en Mary Bell, ella misma se implicó describiendo en detalle un par de tijeras rotas con las que había estado jugando el niño fallecido días después.

La familia de Mary fue declarada responsable de su comportamiento. Su padre (quien ella creía que era su padre, porque su padre biológico era desconocido) era un criminal habitual que había sido arrestado por robo con intimidación. Mary dijo que su madre Betty, que era prostituta, la había forzado a tocar sexualmente a algunos de sus clientes desde que tenía 4 años. Mary terminó en un reformatorio y fue puesta en libertad 23 años más tarde.


Jon Venables y Robert Thompson (10 años)

venables-thompson

Una madre estaba en la carnicería de un supermercado comprando cuando, en un descuido, el cochecito con su hijo de 2 años desapareció. Jon y Robert fueron los que secuestraron al bebé. Los niños tuvieron la idea de poner al bebé enmedio de la carretera para que lo atropellase un coche.

Mientras caminaban, golpearon, patearon, y levantaron a James sobre sus cabezas para dejarlo caer al suelo. Jon y Robert pusieron a James enmedio de la vía del tren, donde le arrojaron pintura a los ojos, le tiraron piedras, y lo golpearon con palos y una barra de hierro. También introdujeron un palo por el ano del bebé y dejaron su cuerpo enmedio de la vía, cubriéndolo con ladrillos cuando pensaron que ya había muerto. James murió poco tiempo después, antes de que el siguiente tren pasara.

Fuente: cabroworld.com