Cosas que subes al face y que demuestran que tienes baja autoestima

12 abril 2016

Con las redes sociales, el mundo se conectó. En esencia, esa era su intención, sin embargo, el uso de medios digitales destapó la Caja de Pandora a una cantidad impresionante de traumas, complejos, paranoias y egos de la sociedad. Uno de los más curiosos es el uso que muchas personas le dan a sus pulicaciones que no son más que “alimenta egos” y que lo único que demuestran es una terrible autoestima.

Aquí unos ejemplos:

1.- Cuando subes algo que te vas a comer.

mini-camarones

Quien lo hace (muchísimas personas) ha de pensar que le está “compartiendo” al mundo (sus contactos) lo bien que lo trata la vida en ese momento, pues se va a “echar” unos camarones a la diabla, sin embargo, lo único que demuestra es que necesita el permiso o aprobación de alguno de sus contactos para comer algún platillo. De hecho, ha de ser hasta curioso ver a la persona frente al plato “esperando” likes en su celular antes de comérselo, cosa que hace que irónicamente no disfrute el plato.


2.- Cuando publicas tu “ubicación”

mini-ubicacione en face

Normalmente esto lo hacen cuando salen de vacaciones o van a algún evento cultural o de entretenimiento, como un partido o un concierto. Lo único que demuestra este tipo de publicaciones es que necesitan “decirle” a las personas que “están viviendo a lo grande”, y con los likes sentirán que sus contactos piensan lo mismo que él.

Cabe decir que en el concierto se la pasaran tomando fotos del mismo y al final recordarán menos del evento que si solamente lo hubieran disfrutado sin preocuparse de estar tomando fotos o videos.


3.- Cuando subes Selfies.

mini-selfie

No se puede generalizar, pero esto es básicamente de mujeres (o de hombres a los que les falta ver un chingo de box). Una selfie con las trompas paradas o donde se “vea” parte del cuerpo lo único que pretende es alimentar el ego de la chava al obtener likes y comentarios halagadores. Lo curioso es que lo más seguro es que la chava antes de subir la foto se sentía con la autoestima por lo suelos; sube la foto, obtiene likes de chavos que piensan que pueden conseguir “algo” de ella, y felizmente levanta la autoestima (y nunca les dará nada a los que dieron likes).


 

4.- Cuando publicas tu estado de ánimo.

mini-feeling

Si estás feliz, seguramente lo eres por estar viviendo la vida más allá de lo digital, por lo que es improbable que requieras publicar en un mundo virtual que eres feliz, lo que hace que funcione al revés: el publicar que estás feliz, demuestra que no lo eres y que buscas comentarios “positivos” o “Me gusta” para serlo (aunque sea por unos minutos).

Lo mismo sucede con las parejas que publican que están “enamoradas”, si lo estuvieran, ni se acordarían del face.

Esto no lo decimos nosotros, sino un estudio realizado por la universidad Brunel en Inglaterra.


5.- cuando publicas tus compras. 

mini-shop

 

No hay publicación más narcisistas que esta. Cuando compras algo que “deseabas” y lo publicas con la esperanza de obtener likes no es más que un reflejo de lo miserable que es tu vida y de lo vano que es el artículo que compraste. Cuando alguien compra un libro, una película, una prenda de vestir o un videojuego que verdaderamente causa felicidad, lo último que pasa por la mente del adquiriente es subir una foto del mismo al face. Alguien realmente satisfecho con su vida (y su compra) pondría el videojuego de inmediato y se pondría a jugarlo.


Fuente: MITOFAGO