México enfrenta riesgo de recesión si Trump detiene remesas, advierte BofA

13 febrero 2017

El Bank of America prevé un riesgo de recesión en México si Donald Trump cumple su promesa de detener las remesas para pagar el muro fronterizo entre ambos países.
Si Donald Trump interrumpe el envío de remesas, la economía de México enfrentará el riesgo de una recesión, estimó Bank of America (BofA) Merrill Lynch.

Carlos Capistrán, economista en jefe para México de la institución bancaria, detalla en un análisis que dicho freno a los envíos de dinero a nuestro país es un riesgo a la baja, así como un mayor impuesto fronterizo a las exportaciones mexicanas o la salida del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
Durante su campaña electoral en 2016, el magnate inmobiliario, que hoy está a cargo de la principal economía del mundo, dijo que detendría los envíos de remesas si el país que gobierna Enrique Peña Nieto se rehúsa a pagar la megaobra fronteriza.

Además del muro, las políticas antimigrantes de Trump serían más difíciles de ejecutar y sus efectos se percibirían en el mediano plazo, pero no en 2017. Capistrán estima que las remesas caerán 5% este año,, pero este es un ajuste en cuanto al aumento de 2016 previo a las elecciones.

“Si se implementan las políticas antinmigrantes, se reducirían aún más las remesas, deteriorando la cuenta corriente, e incrementado la fuerza laboral en México”.

Entre los riesgos al alza, Capistrán señala un crecimiento más rápido de la economía estadounidense, que puede impulsar a sus exportaciones.

“Los principales riesgos domésticos son una menor producción petrolera y mayor descontento social. En cuanto a la inflación, vemos riesgos al alza debido a mayores aumentos en los precios de la energía, depreciación del peso y potenciales efectos de contaminación del proceso de formación de precios”.

Los riesgos están asociados con las promesas de Trump, quien ha amenazado con fijar aranceles a las exportaciones mexicanas para pagar el muro fronterizo, que busca detener el paso de inmigrantes latinoamericanos. El mandatario también pretende renegociar el TLCAN.
México, con crecimiento marginal para 2017

La economía de México crecerá apenas 1.25% durante este año, estimó el economista en jefe para BofA México.

“Vemos a la economía mexicana en el 2017 atrapada entre la elección presidencial de Estados Unidos en el 2016 y la de México a mediados del 2018. Por ello, esperamos que la economía mexicana se vea marcada por una mayor incertidumbre y debido a esto esperamos que haya una menor inversión en el 2017”, dijo C

BofA considera que lo más probable es una desaceleración de la actividad económica mientras el país se ajusta a un menor financiamiento externo. Un descenso en el consumo e inversión tomará tiempo, pues el peso continúa actuando como amortiguador, cambiando el gasto hacia bienes y servicios locales, pero que no será realmente visible hasta la primera mitad de este año.

A nivel nacional, una menor producción petrolera (-9% anual esperada por Petróleos Mexicanos (Pemex), y menor gasto público (una reducción de entre 1 y 1.5% del PIB) puede ocasionar una desaceleración en la oferta y demanda de la economía del 2017, respectivamente.

“La demanda también podría verse afectada por políticas monetarias más estrictas y la reducción de salarios reales”, añadió Capistrán en el documento.

BofA propone un escenario base de una caída de 2% en términos reales en la inversión, desde una base “muy baja”, y de 35% en Inversión Extranjera Directa (IED), ambas con riesgos a la baja.

En cuanto a la política monetaria del Banco de México, Capistrán espera que la institución que aún gobierna Agustín Carstens aumente las tasas de interés para finalizar el 2017 en 6.75%, del actual 6.25%.

“Después del aumento de 50 puntos base en la reunión del 9 de febrero esperamos otro aumento de 25 puntos base en el segundo trimestre del 2017 y 25pb en el tercer trimestre del 2017, pero el momento será determinado en parte por cuando la Reserva Federal (Fed) realice los incrementos”.