La maca, un milagro para las mujeres

28 diciembre 2016

La maca (lepidium meyenii) es una planta que crece en la sierra central del Perú, en zonas especialmente agrestes e inhóspitas, por encima de los 3.500 metros de altura, en la cordillera de los Andes, donde prácticamente no existe ninguna otra forma de vida vegetal.

En los últimos tiempos, las múltiples propiedades de esta sorprendente raíz andina se han dado a conocer por todo el mundo, ya que es una planta muy energetizante y un poderoso regulador endocrino especialmente recomendado para mujeres con distintos trastornos hormonales y también para deportistas que busquen mejorar su rendimiento y recuperación.

La maca contiene proteínas, aminoácidos esenciales, carbohidratos, fibras, vitaminas (B1, B2, B6..), minerales como el hierro, calcio, fósforo, potasio, sodio, zinc. Gracias a estos componentes nutricionales podemos disfrutar de sus propiedades para la salud:

Contribuye a la recuperación del gasto energético y reduce el cansancio.
Augmenta la vitalidad.
Aumenta la líbido en hombres y mujeres.
Es un regulador hormonal a todos los niveles (pituitaria e hipotálamo).
Mejora algunos casos de infertilidad en hombres y mujeres.
Alivia problemas de los ciclos menstruales de la mujer (dismenorrea o dolores menstruales, molestias durante la regla, molestias durante la menopausia, etc.).
Debido a sus propiedades antioxidantes retrasa el envejecimiento, efectos que podemos notar especialmente en el cutis.
Fortalece el cabello.
Fortalece el crecimiento óseo.
Alivia la fatiga crónica y la fibromialgia, ya que aumenta la adrenalina natural.
Es un poderoso suplemento antiestrés.
Alivia dolores óseos y musculares como pueden ser el reuma, la artritis o la artrosis.
Aumenta la circulación cerebral, por lo que mejora la memoria y la concentración.
¿Cómo la tomamos?
La podemos conseguir en comprimidos o en polvo. En polvo nos conviene más si queremos controlar mejor la dosis que tomamos, ya que se recomienda empezar pon poquita cantidad e ir aumentando, debido a que es muy energetizante. También deberemos tomarla siempre por la mañana.

La dosis de mantenimiento es de 3 gramos al día (aproximadamente una cucharadita rasa de moca)
Para casos importantes y agudos (por ejemplo, en infertilidad) se pueden tomar de 6 a 9 gramos diarios.
Los niños deberán tomar la mitad de la dosis, e incluso empezar por menos e ir aumentando para controlar que no les estimule demasiado.
Se puede tomar mezclada con zumo.

Aunque algunos de sus beneficios se pueden notar rápidamente, si queremos que tenga efectos más profundos (como regulador endocrino por ejemplo) se recomienda tomarla al menos tres meses y posteriormente valorar junto con un especialista. Hay que tener en cuenta que tiene efectos prolongados incluso después de dejar de tomarla.

Contraindicaciones
Siempre es importante consultar con un naturópata antes de tomar cualquier suplemento natural. En este caso debemos estar alerta en casos de hipertensión sin controlar y controlar mucho la dosis en casos de sobreexcitación del sistema inmunitario.

Fuente: MEJOR CON SALUD