“Necronomicon”: Uno de los libros más peligrosos de la humanidad.

19 diciembre 2016

El autor estadounidense H.P. Lovecraft, a través de diferentes novelas, descubrió un libro que contenía fórmulas mágicas para invocar lo sobrenatural, además de poder dominar por completo la relación espacio-tiempo. Muchas personas han tratado de encontrar una copia impresa de este libro misterioso, pero no han tenido éxito. Este libro es considerado por los expertos como uno de los más peligrosos de la humanidad. Las ideas horribles y oscuras misterios que oculta en sus páginas, puede llevar a sus lectores a la demencia e incluso la muerte.

Su nombre es Necronomicon: Además de profecías premonitorias, el libro contiene encantamientos, que en las manos equivocadas pueden crear un daño irreparable. Es un libro que revela la realidad aterradora de la historia del mundo, además de rituales oscuros que te pondrían los pelos de punta. Lovecraft, través de sus novelas despertó el interés en el Necronomicón a sus seguidores. Con el tiempo se ha discutido su existencia, pero ya lo tenemos aquí…

Los expertos han teorizado sobre este libro, y con los años han aparecido muchas copias falsas. De nuevo para saber sobre él tenemos que fijarnos en Lovecraft. El Necronomicon de Lovecraft es una obra de ficción, pero en la introducción del libro da pistas sobre la verdad que existe detrás de la ficción. Según muchos expertos, Lovecraft era consciente de que no era apropiado revelar esta verdad a través de sus relatos de ficción.

Lovecraft dijo que el Necronomicón fue escrito en el año 700 por un árabe loco, de nombre Abdul Al-Hazred, en Damasco. También era conocido como Ibn al-Rawandi o Rhazes. Rhazes nació en el año 827 en el norte de Afganistán. Su religión era el Islam y se dedicó a estudiar estudió sofismo, árabe y el gnosticismo cristiano. Él escribió varios libros, tanto en la teología y la filosofía de la que sólo quedan fragmentos. Pero este libro fue la culminación de toda la maldad del mundo…

Tras varios años estudiando ciencias ocultas Rhazes comenzó a hacer peregrinaciones a lugares remotos y salvajes. Pasó varios meses con un maestro desconocido antes desaparecer más de 10 años en el desierto rojo de Rub ‘al Khali. Según dice, vivió durante ese tiempo en la mítica ciudad perdida de Iram, donde estudió las enseñanzas antiguas y secretas. Después viajó a Egipto y visitó sus ciudades más importantes: Alejandría, El Cairo y Memphis. Rhazes dedicó el resto de su vida a las ciencias ocultas y a escribir su libro, “Al Azif”.

El libro fue prohibido por su contenido y se destruyeron todas las copias conocidas. A principios de 1100 DC, Al Azif fue traducido al griego, probablemente, en el monasterio de St. Paul el ermitaño en Egipto, con el nombre de Necronomicon. En 1211, la traducción griega fue prohibida y todas las copias conocidas fueron quemadas por orden del patriarca de Constantinopla Miguel IV. ¿Por qué fue ordenado ser destruido? ¿Qué escondía este libro?

A principios del siglo XIV el Al Azif fue traducido al latín por primera Arnaldo Vilanova. En 1389, el Papa Bonifacio IX prohibió todos los libros relacionados con el Al Azif; sus órdenes fueron quemar todos los ejemplares que pudieran encontrar. Pero se dice que la traducción griega del Necronomicón llegó a Rusia en la caída de Constantinopla en 1453. Aparentemente, el libro permaneció en la biblioteca privada del zar hasta la caída del imperio.

Hay rumores de que incluso Rasputín poseía uno de estos libros, regalo de la tercera esposa del zar Nicolás. Sólo se conoce la copia del texto original en árabe “Al Azif” y la traducción griega, que fue prohibida, destruida o robada cuando los beduinos saquearon el monasterio de San Pablo y se quemó la biblioteca en 1448. En 1541, el alquimista alemán Teofrasto Paracelso cebó su propia traducción al alemán. Para que el libro fuera tan traducido debía contener algo increíble…

Una copia del libro de Paracelso fue obtenida por los suecos en Praga en 1648, pero fue probablemente destruida en el gran incendio en el palacio real de Estocolmo en 1697. Además, en el siglo XVII, el místico inglés John Dee lo tradujo al inglés; el texto no se publicó hasta después de su muerte. Otra de las versiones más populares se llama Simon Necronomicon, de Avon Books, en 1977. Este libro es una versión más ligera, pero aún así describe cosas fascinantes.

¿Y si te dijera que puedes lanzar bolas de fuego o dominar las aguas? El libro te enseña a hacerlo. Además puedes controlar la mente de los demás, volverte invisible e incluso transformarte en un animal. Lo peor son el apartado de los venenos y los rituales paganos. Las razones por las que decidieron crear su propia versión del Necronomicón es desconocida, pero muchos dijeron es que era algo más que el simple objetivo de hacer dinero…

El libro trataba de la mitología sumeria, pero realmente estaba con la mitología babilónica y en su introducción trató de identificar los Primigenios y otras criaturas introducidas en los Mitos de Lovecraft con dioses y demonios sumerios y babilonios. Las historias presentadas en el libro eran una mezcla de mitos mesopotámicos y una historia acerca de un hombre desconocido llamado el “árabe loco”. Además encantamientos malvados y ritos para alcanzar la vida eterna son descritos con certeza.

Todas las copias conocidas se mantienen ocultas y no están disponibles. Cualquier intento de difundir el contenido del Necronomicon ha terminado en tragedia porque los accidentes se atribuyen a la maldición que parece acompañar el libro. El Necronomicón todavía es buscado por algunas personas, mientras que otros han aceptado como auténtico uno de los publicados recientemente, y lo que es peor, ponen en práctica sus rituales.
¿Te ha gustado este artículo? Si es así y quieres leer más de este tipo, compártelo con tus amigos y dale a Me Gusta a nuestra página de Facebook.