La tétrica historia del hombre que abría y profanaba tumbas de niñas para convertirlas en muñecas

18 noviembre 2016

Esta tétrica historia parece sacada de las más temidas pesadillas o de las más escalofriantes películas de terror. El protagonista, Anatoly Moskvin, de Rusia, se caracterizó por ser un alumno brillante durante sus años universitarios: hablaba ruso, alemán, español, japonés y latín, memorizaba biografías y tenía una biblioteca de más de 60 mil ejemplares.

Se mostraba interesado por la cultura celta, rituales, ocultismo y muerte.

mini-anatoly-1

Era introvertido y todos lo consideraban un tipo común y aburrido. No bebía ni fumaba y sus conocidos aseguraban que era virgen. Trabajó como traductor y periodista independiente, escribiendo para importantes medios de comunicación de Rusia.

avenida_principal_del_cementerio_municipal_de_la_carriona-2

En 2005 inició una investigación en torno a las principales causas de muerte de los difuntos enterrados en el cementerio local. Recorrió más de 750 cementerios y pasaba noches enteras entre las tumbas para la recolectar información.

mini-anatoly-moskvin-panteon-3

Seis años después, su familia lo visitó y notaron la excesiva preocupación de Anatoly por mantener bajo llave algunas habitaciones de su hogar, de cuyo interior salía un olor fétido.

Años atrás se había iniciado una investigación de Anatoly y se volvió a abrir cuando decenas de cadáveres del sexo femenino habían desaparecido.

mini-anatoly-moskvin14

Las sospechas apuntaban a Anatoly y en noviembre de 2011, la policía irrumpió en su casa, en donde fueron encontradas muñecas de distintos tamaños usando vestidos de fiesta y perfectamente maquilladas. Estaban acomodadas entre los muebles de la sala y el comedor.

Tras las investigaciones, se comprobó que se trataba de los cuerpos niñas sustraídos de los panteones.

mini-anatoly-moskvin-muneca5

Momificó los cuerpos y los vistió para conservarlos, como si de muñecas se tratara. En los archivos de su computadora encontraron un manual de su autoría en donde detallaba cada uno de los pasos para convertir en muñecas los cadáveres de las niñas.

Fue detenido inmediatamente e internado en una clínica psiquiátrica.

mini-anatoly-6

Los estudios a los cuerpos demostraron que no habían sido usados para prácticas sexuales y el mismo Anatoly admitió que las cuidaba como si tuvieran vida. Dijo que las sentaba para que lo acompañaran a comer, para ver televisión y les contaba acerca de su día.

mini-anatoly-8

Argumentó que realizó semejante atrocidad porque tenía la posibilidad de revivirlas con magia negra u otro tipo de hechicería.

mini-antoly-9

Fuente: UPSOCL