El paracetamol no sólo sirve para los dolores de cabeza: ¿conoces sus otros usos?

7 noviembre 2016

La mayoría de las personas, cuando se sienten mal, aunque no se den cuenta de ello, por lo general hacen uso del paracetamol. Debido a sus propiedades analgésicas, y antiinflamatorias, desde hace varios años se lo emplea como uno de los remedios más comunes para la fiebre, el dolor de cabeza y las dolencias musculares. Para adquirirlo no hace falta disponer de una prescripción médica, y lo pueden usar tanto los niños, como los adultos.

Si bien pocos son conscientes de ello, además de poseer propiedades curativas, el paracetamol puede servir para muchas otras cosas, que no necesariamente tienen que tener algo que ver con la preservación de nuestra salud. A continuación, encontrarás un par de consejos que te ayudarán a implementar esta sustancia también en otros aspectos de tu vida. ¡Te van a encantar!

1. Para cuidar de tu jardín.

mini-jardin

Aunque a muchos esto les puede parecer una locura, el paracetamol ayuda a cuidar de las flores y sería capaz de refrescar el aspecto de tu jardín. Esto es posible porque impide la aparición del moho y etileno: los adversarios más peligrosos de cualquier planta. Preparar una mezcla que pondría fin a estos dos problemas, no es nada difícil y trae unos resultados magníficos. ¿Qué es lo que hay que hacer?

Mezcla un par de pastillas de paracetamol con agua (puedes triturarlas, y revolver hasta que se disuelvan por completo) y vierte el líquido obtenido de esta manera en una botella con pulverizador. Esparce la mezcla sobre las plantas que quieres cuidar y deja de preocuparte. Pronto vas a poder notar que ninguna de estas dos “sorpresas” volverá a aparecer en tu jardín.


2. Para verse mejor.

mini-paracetamol-piel

Además de paliar el dolor de cabeza y ayudar a luchar contra la fiebre, esta poderosa sustancia puede ser sorprendentemente útil también utilizada de forma externa. Aplicado sobre la piel, el paracetamol alivia los síntomas relacionados con el acné y la psoriasis, así que si conoces a alguien afectado por alguna de estas dos condiciones, sin lugar a dudas merece la pena que conozcas los detalles.

Tritura 5 pastillas de la medicina en media taza de agua tibia y revuélvelas hasta que se disuelvan por completo en ella. Con la ayuda de una gasa estéril o una almohadilla de algodón, con cuidado aplica la solución sobre las zonas cambiadas por las enfermedades. Te garantizamos que vas a notar el alivio en cuestión de minutos. ¡No hace falta gastar en cremas ni ungüentos!


3. Para salvar tu pelo.

mini-paracetmol-cabello

Muchas personas nacidas en distintas partes del planeta se quejan de la caspa, que en algunos casos puede convertirse en una verdadera pesadilla. A pesar de que el mercado ofrece un sinfín de soluciones de esta molesta condición, no a todos les resultan igual de útiles. Uno de los remedios poco comúnes puede suponer tu propio champú con paracetamol. Puedes elaborarlo en tu propia casa ¡y no vas a tener que gastar!

Con la ayuda de un mortero (que en este caso te va a ser imprescindible), tritura entre 3 y 5 pastillas de la medicina. Intenta machacarlas bien, para que se hagan polvo: así te va a ser más fácil agregarlo al champú y mezclarlas con él uniformemente. Áplica el champú sobre tu cabeza y masajea con él tu cuero cabelludo. Cuando termines, enjuaga la melena con agua. ¡No vas a creer lo pronto que podrás olvidarte de la existencia de la caspa!


4. Para limpiar tu ropa.

moda-consejos-lavar-ropa_z-e0fc3d00-5b0e-1030-b66f-0019b9d5c8df

Si no puedes deshacerte de las manchas amarillas (provocadas por el sudor) en la ropa blanca, el paracetamol puede ayudarte a terminar con este problemilla. Basta con que tritures dos pastillas agregándoles un poco de agua, para que los dos componentes formen una pasta espesa. Antes de introducir la ropa en la máquina para lavar, unta las zonas manchadas con el preparado. ¡El resultado final te va a resultar asombroso!

Fuente: PARA LOS CURIOSOS